Cuestionamiento a patentes

Cuestionamos las solicitudes de patentes inmerecidas para medicamentos antirretrovirales para evitar que las empresas abusen del sistema de patentes. Al presentar llamados de atención, demandamos a las compañías que compitan en el mercado y reduzcan el precio de sus medicamentos.

El contexto

Las empresas comerciales cada vez solicitan más patentes para productos que no son nuevos ni inventivos – dos requerimientos legales para que puedan ser patentados. De hecho, las compañías envían múltiples solicitudes para patentar una misma droga, de manera de poder extender la cobertura de las patentes por varios años más. Examinar las solicitudes de patentes es una tarea compleja que requiere de mucho conocimiento experto. Con el creciente número de solicitudes de patente y cada vez menos recursos públicos disponibles, las oficinas de patentes de todo el mundo deben esforzarse para dar a cada solicitud de patente la atención que merece. En los últimos años se han planteado serias preocupaciones acerca de la capacidad de los examinadores, incluso en los países de mayores recursos, para evaluar adecuadamente la calidad de nuevas solicitudes de patente. El resultado es que las compañías obtienen patentes inmerecidas para sus productos. Con el monopolio que obtienen de esta manera y sin competencia en el mercado, cobran precios exorbitantes por los medicamentos.

Las oficinas de patentes de todo el mundo deben esforzarse para dar a cada solicitud de patente la atención que merece

Una manera de evitar las patentes de mala calidad es presentar llamados de atención u oposiciones a las aplicaciones antes, o revocando las patentes después de que hayan sido otorgadas. En general, objetar una aplicación de patente antes de que haya sido otorgada es menos costoso y más fácil, especialmente para la sociedad civil.

Antes que una patente sea otorgada, cualquier persona puede presentar evidencia y argumentos a la oficina de patentes demostrando que una solicitud de patente no cumple con los requisitos legales mínimos y por lo tanto no debe ser aprobada. Estas oposiciones son de particular importancia en países donde hay escasez de recursos para los exámenes de patentes. Las mismas ayudan a la oficina a asegurar la calidad de las patentes y evitar el abuso de los sistemas de patentes que se conoce como “evergreening” o perpetuación de las patentes obtenida mediante solicitudes de nuevas patentes en un producto ya conocido para extender los años de exclusividad. Vea nuestra animación sobre el evergreening aquí.

En 2001, activistas tailandeses fueron de los primeros en objetar exitosamente una patente para un medicamento para VIH, la didanosina. En India, I-MAK y redes de personas viviendo con VIH tuvieron éxito en sus llamados de atención a solicitudes de patentes en 2006 y 2007. Estas objeciones permitieron que productores de versiones genéricas de los medicamentos manufacturaran tres drogas antirretrovirales esenciales: lopinavir/ritonavir, abacavir, y jarabe de nevirapina.

Luego de que la sociedad civil sentara estos precedentes y capacitara a los productores de versiones genéricas para que puedan presentar oposiciones a las solicitudes de patente, las compañías comenzaron a presentar sus propias oposiciones para drogas antirretrovirales. Como India provee de drogas genéricas a la mayoría de los países en desarrollo, estas oposiciones han tenido como resultado el ahorro de más de medio billón de dólares en cinco años. El dinero que los estados han ahorrado en las compras de estos tratamientos puede ser reinvertido en tratar más personas. Desde 2007, las objeciones a patentes para drogas antirretrovirales son presentadas en Latinoamérica, Asia, Europa y Estados Unidos.

Además de prevenir que se otorguen patentes inmerecidas, presentar objeciones tiene otros beneficios:

  • La mera presentación de un llamado de atención obliga a algunas empresas a reducir el precio de sus medicamentos o a otorgar licencias voluntarias (donde el medicamento pueda ser producido o vendido a un precio menor). Por ejemplo, Gilead redujo el precio de su versión de tenofovir luego de que un llamado de atención fuera presentado en la India.
  • También puede compelir a las compañías a retirar las solicitudes de patente. GlaxoSmithKline retiró su solicitud de patente para combivir.

Qué hacemos

Presentamos objeciones a patentes inmerecidas en nuestros países como una parte importante de nuestra estrategia para reducir el precio de los medicamentos. Hemos identificado medicamentos antirretrovirales que son prioritarios respecto de que objeciones a las solicitudes de patentes sobre ellos sean presentadas. Hemos recogido información legal y científica que permite a las oficinas de patentes rechazar las solicitudes que no cumplan con los criterios. Nuestra esperanza es que we incrementará la competencia en el mercado y esto logrará bajar los precios de los medicamentos, resultando en un mayor acceso para a medicamentos asequibles para todos. Infórmate más sobre las objeciones a patentes presentadas por las organizaciones miembro del consorcio.