Licencias obligatorias

Animamos a los gobiernos a ejercer completamente su derecho a suspender la protección de la patente cuando ponga en riesgo el acceso a los medicamentos

El contexto

Una vez que las patentes son otorgadas, una estrategia para hacer más asequibles los medicamentos son las licencias ‘obligatorias’ y de ‘uso de gobierno’. Estos términos se explican a continuación.

Según el acuerdo sobre los ADPIC, las patentes son otorgadas por los gobiernos como recompensa a los innovadores. Sin embargo, el gobierno conserva el derecho a suspender la protección de la patente cuando sea necesario. El gobierno puede dar a sí mismo o a terceros el derecho a fabricar medicamentos genéricos para proteger la salud de sus ciudadanos. Este procedimiento se llama licencia obligatoria. Tras conversaciones entre el gobierno y el titular de la patente, la empresa que posee la patente obtiene una remuneración a cambio de que se suspenda la protección de la patente. Sin embargo, en casos de emergencia y/o cuando el Gobierno deba adquirir fármacos para uso no comercial, se permite la situación excepcional en la que no es necesario tener cualquier discusión previa o acuerdo con el titular de la patente.

Las licencias obligatorias siguen siendo una de las estrategias más eficaces para reducir el precio de los medicamentos patentados.

El ‘uso de Gobierno’ se refiere a este último caso de concesión de licencias obligatorias cuando el propio Gobierno desea utilizar o autorizar a un tercero para la fabricación de un medicamento patentado con el objetivo de atender las necesidades del gobierno, por ejemplo para suministrar medicamentos en hospitales financiados con fondos y a través de programas públicos .

Hay una percepción errónea común, promovida por la industria farmacéutica, de que la concesión de licencias obligatorias debe restringirse a “emergencias”. Esto no es cierto. El acuerdo ADPIC no limita los motivos por los que los Estados pueden conceder licencias obligatorias. Los Estados pueden utilizar licencias obligatorias para eludir el comportamiento anticompetitivo y fomentar a la transferencia de tecnología, o simplemente para evitar el exceso en los precios de los medicamentos.

La concesión de licencias obligatorias sigue siendo una de las estrategias más eficaces para reducir el precio de medicamentos patentados y se ha desplegado con particular éxito en el contexto de los medicamentos antirretrovirales (ARV). A medida que el acuerdo sobre los ADPIC comenzaba a implementarse y estalló la pandemia del VIH, un número creciente de países en desarrollo ha ido utilizando con éxito la estrategia para bajar el precio de los ARV y otros medicamentos.

Entre los países en desarrollo, Tailandia ha hecho el uso más enérgico de licencias obligatorias. Entre 2005 y 2006, el gobierno tailandés ejerció varias veces su derecho a emitir licencias obligatorias. Dos de estas licencias cubrieron dos medicamentos antirretrovirales (efavirenz, comercializado como Stocrin por Merck y lopinavir/ritonavir, comercializado como Kaletra, de Abbott). Estas licencias obligatorias tuvieron como resultado reducciones sustanciales en los precios y mejoras significativas en la accesibilidad de ambos fármacos. Más recientemente, en abril de 2010, la oficina de propiedad intelectual ecuatoriana otorgó su primera licencia obligatoria, también para la combinación de ARV lopinavir/ritonavir. Esta medida también ha conducido a ahorros substanciales en el precio del medicamento.

Qué hacemos

Documentar el impacto de las patentes sobre los precios de y acceso a los medicamentos. Cuando está claro que el impacto de las patentes es perjudicial para la salud pública y el acceso a medicamentos esenciales, desarrollamos estrategias para fomentar y apoyar a los gobiernos para usar su derecho a emitir licencias obligatorias.