El papel esencial de la sociedad civil en la aplicación de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC

[View the original English version here, article by IP-WATCH]

Cuando el acuerdo en materia de propiedad intelectual fue adoptado por la Organización Mundial del Comercio, se incluyó en el texto una serie de flexibilidades con el objetivo principal de proporcionar a los países en desarrollo el espacio normativo necesario para aplicar el acuerdo teniendo en cuenta las consideraciones relativas al desarrollo. Sin embargo, algunos países, debido al desconocimiento o a las presiones económicas, no han aprovechado plenamente dichas flexibilidades y han tenido ante sí dificultades para responder a las necesidades de salud pública, lo que algunos relacionan con esta incapacidad de aplicar las flexibilidades. La sociedad civil ha desplegado grandes esfuerzos para contrarrestar las presiones y concienciar a los responsables de la formulación de políticas a fin de lograr un mayor acceso a los medicamentos.

Manifestación durante la Conferencia Internacional sobre el Sida, celebrada en Durban en 2016, contra la política de Gilead de denegación del acceso al sofosbuvir a varios países de ingresos medianos. Crédito: ITPC Global

Entre las flexibilidades en materia de salud pública establecidas en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de la Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de 1994, se incluyen las licencias obligatorias, las importaciones paralelas, las excepciones basadas en la investigación y el control de las prácticas anticompetitivas.

Según las presentaciones realizadas en la Cumbre Mundial sobre Propiedad Intelectual y Acceso a los Medicamentos organizada por el proyecto Make Medicines Affordable (MMA) a comienzos de este año, hay varios aspectos que son motivo de preocupación. Entre ellos cabe mencionar los procesos de examen de patentes que no tienen en cuenta las consideraciones relativas a la salud pública, y las leyes y políticas sobre productos falsificados que contienen definiciones en las que los medicamentos genéricos están comprendidos en el mismo ámbito de aplicación que los productos falsificados.

También suscitan preocupación algunos acuerdos bilaterales y otros tratados de libre comercio que incorporan cláusulas que limitan la aplicación de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC, conocidas como “ADPIC plus”, y van más allá de lo prescrito en dicho acuerdo. Esto ha ocurrido incluso en el caso de tratados de libre comercio concertados por países menos adelantados, los cuales están exentos en virtud del Acuerdo sobre los ADPIC de la obligación de hacer cumplir los derechos de propiedad intelectual sobre los productos farmacéuticos hasta 2033 (IPW, Health & IP, 17 de enero de 2018, solo en inglés).

Durante los últimos 20 años, la sociedad civil ha defendido activamente el acceso a los medicamentos a precios asequibles, mediante la aplicación de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC y las campañas de presión dirigidas a los responsables de la formulación de políticas.

Según Pedro Villardi, integrante del Grupo de Trabajo sobre Propiedad Intelectual coordinado por la Asociación Brasileña Interdisciplinar de Sida (ABIA), las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC no deben considerarse por separado, sino como un amplio abanico de instrumentos normativos que han de aplicarse estratégicamente.

Las acciones de la sociedad civil propician una reducción de precios que permite ahorrar millones de dólares

Según I-MAK, la organización comenzó a trabajar en 2006 para aumentar el acceso al tratamiento del VIH en India. Actualmente, su labor jurídica y sus investigaciones se han ampliado a 49 países y 20 tratamientos de 8 enfermedades. De acuerdo con I-MAK, sus iniciativas han ayudado a los programas gubernamentales de salud a ahorrar más de USD 1 000 millones en los últimos 12 años.

Según informa la organización, las exitosas impugnaciones de patentes de cuatro medicamentos contra el VIH en India dieron lugar a una reducción de los precios del 51 % al 89 %, en comparación con los precios de la empresa originaria.

De acuerdo con Othoman Mellouk de la Coalición Internacional de Preparación para el Tratamiento (ITPC), la sociedad civil ha desempeñado un papel fundamental para fomentar la conciencia acerca de las cuestiones relativas al Acuerdo sobre los ADPIC y la importancia de las flexibilidades.

Cada vez que se han aplicado las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC, ya se trate de licencias obligatorias o de oposición a las patentes, la sociedad civil ha cumplido una función primordial para impulsar iniciativas en los gobiernos, crear presiones y contrarrestar las presiones de la Unión Europea o de Estados Unidos, según comentó Mellouk a Intellectual Property Watch.

Además agregó que, en los primeros años, las principales empresas de medicamentos genéricos presentaban oposiciones a las patentes; sin embargo, en la actualidad, esto lo hace fundamentalmente la sociedad civil, que procura prevenir las patentes abusivas y defender las flexibilidades establecidas en el Acuerdo sobre los ADPIC. Mellouk hizo hincapié en los criterios de patentabilidad como el factor más importante para evitar las patentes abusivas y ahorrarse la molestia de iniciar un procedimiento de oposición.

Uno de los problemas que surgen en el ámbito del acceso a los medicamentos es la fragmentación de los esfuerzos en un medicamento y una enfermedad a la vez. Se presta atención a los “supermedicamentos” de los que todos hablan. “Nos han insertado en un sistema” que favorece a la industria farmacéutica, afirma Mellouk, y añade que es necesario examinar todo el sistema de fijación de precios de los medicamentos.

El lanzamiento del sofosbuvir de Gilead marcó un punto de inflexión. “Hay un antes y un después del sofosbuvir”, lo cual demostró que las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual no atañen solamente a los países en desarrollo.

Según Mellouk, una cuestión que suscita creciente preocupación es el sistema para validar patentes europeas en Marruecos que se introdujo en virtud del acuerdo de validacióncelebrado entre la Organización Europea de Patentes y Marruecos, el cual entró en vigor el 1 de marzo de 2015. De acuerdo con Mellouk, a las empresas internacionales ahora les resulta más sencillo presentar solicitudes de patentes en Marruecos, y la concesión de patentes farmacéuticas ha aumentado.

Ucrania: nueva ley de patentes

Sergey Kondratyuk, miembro de la Red Ucraniana de Personas que Viven con VIH/Sida, destacó la importancia de la oposición a las patentes, una de las flexibilidades previstas en el Acuerdo sobre los ADPIC. La organización encabezó la oposición a las patentes en Ucrania, señaló Kondratyuk a Intellectual Property Watch.

La presión ejercida por la Red para que se apliquen criterios más estrictos de patentabilidad también impulsó al Gobierno de Ucrania a aplicar una reforma de la ley de patentes, agregó Kondratyuk (IPW, Health & IP, 30 de abril de 2018, solo en inglés).

Related news: Uncategorized